El partido que se disputó anoche entre los Golden State Warriors y los Phoenix Suns -ganado por los californianos por 113-112- fue también una oportunidad para repasar el duelo personal entre Jusuf Nurkic y Draymond Green. En el último enfrentamiento entre los dos grandes, Green fue protagonista de un desagradable epílogo, culpable de haber golpeado voluntariamente al bosnio en la cara y haberle valido una descalificación de 12 partidos de la NBA. Pues bien, durante la noche volvió a surgir algún chispazo entre ambos lo que llevó a Nurkic a comentar de esta manera sobre su rival:

“Es triste, no ha aprendido nada. Es sólo cuestión de tiempo antes de que afecte a alguien más. Retiro todo lo que dije sobre él: no merece una segunda oportunidad».

Respuesta inmediata del mismo. Green que devolvió todas las críticas al remitente:

“Creo que estuve genial esta noche. Intentó meterse bajo mi piel pero no pudo. Pero si quiere que ande tan tranquilo y tan bien como él, puede olvidarlo. Los que callan no ganan. Puede seguir haciendo lo que siempre ha hecho, pero de todos modos no funciona».

También Stephen Curry se metió en el tema entre ambosdefendiendo –obviamente– a su compañero:

“El mes que estuvo fuera tuvo un efecto real, Draymond supo que su carrera estaba en juego y todavía está en juego. Entiende que tiene que ser lo que ha sido durante los últimos nueve años, no lo que ha sido el último año. Y lo está haciendo. Los comentarios de Nurkic son idiotas, está claro que Draymond se molestó cuando celebró así. Draymond sabe cómo caminar por la delgada línea en la que debe permanecer, este fue probablemente el mejor juego que ha visto».

NBA, el ganador del juego Steph Curry, Podziemski habla sobre el saque de banda